Kubica y Heidfeld encargados de descubrir el F1.09.

El equipo BMW Sauber presentó el martes su nuevo monoplaza para el Mundial de Fórmula Uno de 2009, el F1.09, en el Circuito Ricardo Tormo de Valencia. Robert Kubica y Nick Heidfeld fueron los encargados de descubrir el nuevo bólido ante la prensa mundial poco después de las nueve de la mañana.

Después de presentar el nuevo contendiente con el que la escudería suiza-alemana espera luchar por el título, Kubica fue el encargado de completar la primera vuelta en el trazado español.

Hablando sobre sus objetivos para el nuevo campeonato, el director de BMW Motorsport Mario Theissen indicó que "el equipo se ha fijado la tarea de mejorar más su rendimiento relativo al resto de las escuderías. Nuestro doblete en Canadá y un total de 11 podios en 2008 fijan un estándar riguroso".

"Nuestra intención en 2009 es mantener nuestro récord de fiabilidad de primera clase mientras que al mismo tiempo mejoramos los niveles de nuestro rendimiento para poder estar entre los primeros consistentemente. Sabemos que estamos apuntando muy alto. Este es el último paso en nuestro desarrollo y generalmente es el que más cuesta".

La construcción del nuevo F1.09 supuso un gran desafío. Los cambios fundamentales en la reglamentación del deporte consignó al cubo de la basura los frutos de la experiencia. Los trabajos de desarrollo llevados a cabo por BMW Sauber en el nuevo monoplaza comenzaron mucho antes de lo normal. De hecho, la fase del concepto inició en febrero de 2008.

El diseño del F1.09 es muy diferente al de sus predecesores. Su morro está mucho más alto y es más ancho que las versiones anteriores. El nuevo alerón frontal consiste ahora de tres elementos y abarca el ancho del monoplaza. El alerón trasero, por el contrario, es mucho más pequeño, cumpliendo así el nuevo reglamento, y está más elevado.

Otras partes aerodinámicas complicadas, como es el caso de los deflectores y las salidas del sistema de refrigeración, han sido reducidas al mínimo. Otro rasgo que llama la atención son los pontones, que ahora sobresalen por encima de la parte frontal.

Además de los cambios impuestos por la FIA, la F1 también verá el regreso de los neumáticos lisos que aumentarán el agarre frontal, lo que hace que sea más atractivo colocar más peso en el morro del monoplaza. Contrarrestando eso, los equipos tienen la opción de introducir el KERS. Las partes de esta tecnología añaden un peso adicional en la parte trasera del monoplaza

Junto con el uso óptimo de los neumáticos lisos y los nuevos componentes aerodinámicos, la integración de KERS representa otra clave importante para los ingenieros. Para ese fin se han modificado los ápices frontales, mientras que el ápice trasero es un nuevo diseño.
Fuente: GPUpdate


Fotos: GPUpdate

2 comentario/s:

Lamia opinó...

eeeeeeeeeeeee.
Me gusta el BMW
pero creo que los que hicieron un mejor trabajo han sido McLaren.

"DAKOTA" opinó...

La verdad es que al quitarle tantos apendices aerodinamicos y ver mas claro y definido la forma del coche, estan resultando ser bonitos en lineas generales.

Pero ya sabemos que lo que gana carreras no es el aspecto, sino el rendimiento. Gracias por tu visita Lamia.

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Ir Arriba  Visita: SF Rosso Corsa