Fernando Alonso desata la locura en Oviedo.

Más de 100.000 espectadores aplaudieron a rabiar a Fernando Alonso en su Oviedo natal, que deleitó a sus paisanos con una exhibición al volante del R28 por las calles de Oviedo. El trazado de 1.8km con el paddock situado en las puertas del teatro Campoamor fue recorrido por Fernando en varias ocasiones al volante de diversos vehículos.

La primera salida al circuito la realizó a bordo de un Megane cabrio conducido por Amadeu Sousa, y en el que también iban el alcalde de la ciudad Gabino Lorenzo y el Presidente de la Federación española de automovilismo, Carlos Gracia. Posteriormente condujo a más de 150km/h un kart de 125cc con cambio, para continuar al volante de Un Renault Megane RS y después al volante de un Megane Trophy, para poner el colofón con el R28.

Estuvo más de 20 minutos deleitando a los aficionados, muchos de los cuales habían dormido al pie de las vallas del circuito, haciendo trompos y quemando rueda con el R28, hasta que a las 13:00h, en la plaza de la Escandalera, donde la ciudad le tributó su primer homenaje multitudinario cuando ganó su primer título, puso término a la exhibición, regalando el casco con el que había corrido a Gabino Lorenzo, alcalde de Oviedo.

Alonso se despidió de sus paisanos en las puertas del teatro Campoamor, en la que fue su cuarta exhibición con un F1 en las calles de una ciudad española, tras las realizadas en Madrid (2003), Sevilla (2006) y Valencia (2007).

Una calle para Alonso

Fernando Alonso tendrá una calle en Oviedo con su nombre, y no una calle cualquiera, sino la calle en la que ha vivido durante 20 años, y que aun figura en su carne de conducir y de identidad. La calle Capitán Almeida, pasa a llamarse Calle Fernando Alonso Díaz, algo que emocionó mucho al piloto asturiano.

Durante la rueda de prensa antes del evento, Fernando respondía a las preguntas de los periodistas reunidos para la ocasión:

¿Este evento lo has soñado alguna vez?
Lo he soñado muchas veces, lógicamente, para mí, hacer una exhibición en mi ciudad, por las calles por las que he crecido y he pasado toda mi infancia, nunca te imaginas que un día vas a estar aquí delante de tu gente con un F1 y que todo el mundo va a estar expectante de verte en una demostración y bueno, hoy ha llegado ese día y es algo que nunca olvidaré y que tendré para siempre en mi recuerdo y será uno de los momentos más especiales.

¿Qué produce más vértigo, la velocidad de la F1 o a partir de ahora compartir callejero con Ramón y Cajal, con Cervantes… ?¿La F1 pasa pero eso va a quedar prácticamente para la historia?
Más que vértigo es satisfacción y un orgullo increíble que vaya a tener una calle en mi ciudad y no una calle cualquiera, la calle en la que he vivido 20 años, pues ahora ya no se llamará Capitán Almeida que lo tengo en el carné de conducir y en todos los sitios, capitán Almeida porque no lo he renovado y ahora va a pasar a llamarse Fernando Alonso y es algo difícil de explicar la alegría que me da y como la exhibición de hoy, son cosas que nunca puedes llegar a imaginar y que me llegan ahora con 28 años y como tu dices va a estar ahí toda la vida y la F1 se acabará, mi carrera profesional se acabará pero hay muchas cosas como esta de la calle y otras cosas que me están sucediendo que van a estar ahí toda la vida y va a ser una alegría en el futuro verlo.

¿Piensas en alguien especial cuando pasas por las calles?
Siempre te acuerdas de mucha gente y de la gente que no está también. De familiares que pierdes y que les hubiese gustado estar aquí hoy en esta exhibición viendo a su gente, a su familia, estar en este tipo de eventos, ponerle su nombre a una calle, pero bueno, nos verán desde arriba.

¿Dónde va a disfrutar más la gente y donde vas a disfrutar tú más?
Yo voy a disfrutar en todos sitios, la gente supongo que aquí en la grada en la plaza que hay un sitio para dar la vuelta ahí supongo que hay espacio para hacer algún cero, un poco de humo y de ruido y va a ser bastante espectacular, pero bueno, subiendo por la calle y la glorieta arriba también se alcanzarán velocidades altas y a la gente también le emociona eso. Estos coches no están preparados para hacer ceros o para dar espectáculo, son coches de carreras y están preparados para ir a altas velocidades y aquí hay que controlar un poco y no pasarte tampoco de la raya de velocidad.

El karting para mí es la modalidad donde más te diviertes, es una F1 en pequeño pero no tiene nada que envidiar en cuanto a sensaciones y la adrenalina que te produce y cuando me suba en el kart, que no estaba previsto en la exhibición, fue un poco petición mía también porque creo que la gente se va a sorprender de lo que puede correr un kart, el espectáculo que puede dar y seguramente sea uno de los momentos que yo seguramente disfrute más, luego con los otros son coches de circuitos, no son coches de “show”, meten mucho ruido, corren mucho pero eso de hacer cruzadas, mover un poco las ruedas es más rally más que de circuito. Creo que la gente se lo va a pasar bien con el kart y luego con la velocidad de los otros coches.

Eventos como este ¿crees que ayudan a acercar la F1 al público?
Sin duda, yo creo que eventos como este dan la oportunidad a la gente de ver un F1 en la calle donde viven, donde están y donde pasean todos los días. Gente que no puede ir a un Gran Premio, por los precios de las entradas o porque uno está en Francia el otro en Bélgica, otro en Italia, requiere una cierta organización y un cierto coste el viajar a un Gran Premio todo el fin de semana y esto pues gracias a Renault y al ayuntamiento pues se va a acercar a los ovetenses de primera mano, van a poder ver un Fórmula Uno por la calle en la que mañana van a ir a hacer la compra.

Esto es algo que yo toda la semana he dicho que para mí es un sueño el estar aquí, correr por mi ciudad, pero también yo querría decir que es un sueño para todos los ovetenses y para todos los asturianos el tener un F1 aquí. Renault ha hecho muchas demostraciones pero pongamos que ha habido un F1 en 15 o 18 ciudades en todo el mundo, que hayan visto un F1 por sus calles y Oviedo, justamente Oviedo, una pequeña ciudad ahí en el norte de España va a tener un F1 por sus calles, por tanto todas las molestias los cortes que la gente dice, creo que tenemos un privilegio tan, tan grande que no nos damos cuenta del día de hoy.

¿Esperas que los ovetenses vengan hoy a disfrutar del día, más con el día que hace, que es un día estupendo, fantástico?
Seguro, seguro que vienen, yo sé que ayer vino gente de otras comunidades y se quedó a dormir aquí en autobuses. Yo creo que hoy va a estar lleno y lo que decía antes, por ver un poco, Nueva York nunca ha tenido un F1, San Francisco nunca ha tenido un F1, Miami, no se, Oviedo lo va a tener. Por tanto es un gran día para mí.

¿Cuál es la velocidad máxima que se puede alcanzar?
Si estuviésemos en carreras pues a tope… Hoy, te diré luego pero yo creo que 260-270 se podrá coger y si estuviésemos en carrera más de 300 seguro.

Le dijiste a la afición que siguiera siendo una marea azul y cambiaste de aires,¿tienes previsto un mensaje parecido?
No, creo que no hablo este año con los aficionados, no tengo nada que decir, ellos ya saben que son mi gran apoyo, mi fuerza. En momentos buenos están ahí y en momentos malos siguen estando ahí. En todas las carreras que hemos hecho este año la mitad de las banderas que hay en los circuitos son banderas de Asturias y es esa sensación de agradecimiento la tendré siempre y ellos saben que corra con quien corra van a estar ahí, sé que van a estar ahí y seguirán yendo de azules y con las banderas de Asturias, que es lo que todos los asturianos sentimos.

¿Es verdad que tú te sientes con la misma responsabilidad que casi en una carrera en una exhibición de este tipo?
Sí casi la misma tensión que en una carrera o la misma concentración. No es un día tan de fiesta como parece. Es un día de fiesta y de relajación y de disfrutar justo hasta el momento que te subes en un F1, que ahí llega de repente toda la concentración y toda la tensión de subirte en un F1 y tener cierta responsabilidad cuando vas a 280 por las calles, cualquier mínimo error, cualquier cosa puede ser bastante grave y por tanto te lo tomas bastante en serio.

¿Aquí que es lo que te pasa por la cabeza?
Sí, si que lo sientes, Intentas mirar a las vallas para ver lo que te piden. Es un día más para ellos que para ti y como dices en una carrera intentas ir lo más rápido posible y aquí que disfruten con el día. Escuchas a gente que te está pidiendo ceros, que hagas una salida y la siguiente vez que pasas por ahí haces una salida, vas un poco a gusto del consumidor.

¿Ves a la gente, la sientes?
Sí, es una de las diferencias con el circuito, están en las gradas y puedes ver las pancartas y las banderas pero no distingues a la persona en sí, porque pasas a mucha velocidad y las gradas no están tan cerca del circuito como para distinguirlos y sin embargo aquí puedes ver cada gesto de cada persona e intentas hacer un poco lo que te pidan en la vuelta siguiente.
» Fuente: F1-Live

1 comentario/s:

Andrei opinó...

The fight between god and satan.
Get one from among the army.
Participate in the largest battle in the universe.
Now we'll see who's the richest Satan or God.
Everyone in every country of the world need to choose the army will fight.http://universbattle.com/

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Ir Arriba  Visita: SF Rosso Corsa