A Berger no le interesaba un papel secundario.

Gerhard Berger ha revelado que dejó la Scuderia Toro Rosso al final del año pasado porque estaba claro que no iba a volver al podio como constructor.

Al final de la temporada 2008, Berger decidió vender el 50% de participación en la escudería con base en Faenza, Toro Rosso, a Dietrich Mateschitz, a pesar de haber ganado hacia pocos meses el Gran Premio de Monza con Sebastian Vettel.

Cuando la revista Bild le preguntó si se arrepentía de haber abandonado el gran circo respondió: "No, porque mientras que Toro Rosso sea considerado el equipo junior de Red Bull, no tendrá posibilidades de hacer cosas grandes y yo soñaba con ganar carreras".

"Con Sebastian Vettel conseguimos ganar una carrera. Pero la realidad es que todos los esfuerzos son para Red Bull y Toro Rosso es simplemente un subalterno y esa no es mi filosofía", añade.

Toro Rosso está diseñando y preparando el coche de 2010, ya que la normativa le prohíbe recibir los diseños y componentes del equipo Red Bull, por lo que todo el trabajo se está llevando a cabo en la base de la Scuderia en Faenza.

"Red Bull es la fuente de financiación de Toro Rosso y lamentablemente yo no estaba en la situación de encontrar patrocinadores para convertir a la escudería en un gran equipo. Por lo que no tenía sentido continuar", explica Berger.

"No quiero volver a desempeñar un papel secundario. Si no existe ninguna posibilidad de éxito, deja de ser divertido para mí. Ahora, Christian Horner tiene que estar divirtiéndose con Red Bull", concluye.
» Fuente: TheF1

0 comentario/s:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Ir Arriba  Visita: SF Rosso Corsa