Mosley, ahora, no se quiere ir.

Max Mosley insiste en que no sólo se ha sentido insultado, sino también 'bajo presión' para continuar en su cargo como Presidente de la FIA.

Después de alcanzar un acuerdo con los equipos de la FOTA el pasado miércoles, y de anunciar que no se presentaría a la reelección en octubre, a Max Mosley no le ha gustado nada todo lo que ha sucedido desde entonces. "No es bueno para los equipos contratar a una agencia de comunicación para darme por muerto y enterrado cuando aún estoy vivo y coleando", comentaba Mosley en una entrevista al Daily Mail.

Mosley ha comentado que la reacción de los equipos posterior al acuerdo supone una amenaza para la autoridad de la FIA y es por eso que "ahora me veo presionado por mucha gente para seguir en mi cargo".

El británico aseguraba que en los comunicados de prensa repartidos por la FOTA tras el acuerdo aparecían 'mentiras'. "Fue muy molesto y desagradable y no sólo para mí. Da la impresión de que a los miembros de la FIA y a la industria del automóvil se les ha impuesto quien debe ser su Presidente y cómo debe ser", explicaba Mosley.

El todavía Presidente de la FIA niega que la reacción de los equipos haya sido la excusa que esperaba para poder presentarse a su reelección. "De verdad que quiero dejarlo", insistía Mosley. "Pero si eso implica que vaya a haber un gran conflicto con la industria del automóvil… haré lo que tenga que hacer. No va conmigo retirarme en plena batalla", repetía.

Mosley también desvelaba que el acuerdo de paz sólo sería efectivo si la FOTA "se ponía de acuerdo con Williams, Force India y las tres nuevas escuderías".
» Fuente: F1-Live

1 comentario/s:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Ir Arriba  Visita: SF Rosso Corsa