Luchar o renunciar ante la supremacía de Brawn GP.

Este fin de semana se celebra el GP de Turquía en una pista "verdadera", un circuito que ofrece posibilidades de adelantamiento y con una curva 8 que hace las delicias de los pilotos, siendo una de las más emocionantes del mundial.

La cuestión es la siguiente: ¿quién será capaz de parar los pies al monoplaza de Jenson Button? Este Brawn GP ha nacido de la batuta del rey actual de la Fórmula 1, Ross Brawn, ese a quien Ferrari dejó escapar sin saber bien por qué. La demostración de poder realizada por el equipo británico en Mónaco demuestra la calidad del diseño del monoplaza blanco. “No podía creer que fueran lo únicos en montar las gomas extrablandas al quitar todos los equipos las cubiertas térmicas en la parrilla de salida”, comentaba el jefe del equipo.

Ésta es una prueba que demuestra la superioridad técnica que poseen sobre los demás. Otros equipos, usando las mismas estrategias, no consiguieron unos resultados tan notables como los del equipo de Button y Barrichello. Un ejemplo lo ofreció Sebastian Vettel cuando destrozó sus gomas tras rodar diez vueltas al circuito, las mismas gomas que le duraron a Button el doble sin ninguna caída de rendimiento.

Las armas con las que los “rivales” del equipo líder del mundial se defienden son diversas. Ferrari, quizás la alternativa más concreta, posee el nuevo paquete aerodinámico estrenado en el GP español y mejorado en Mónaco, y que no verá finalizado su proceso de desarrollo hasta este fin de semana, en el GP de Turquía. De su potencial en esa carrera dependerá su futuro desarrollo. A la nueva aerodinámica y al nuevo difusor se une el arma secreta de un Felipe Massa que ha sido imbatido en sus participaciones en el circuito de Estambul, consiguiendo el título de favorito para subir al podio de esta carrera.

Renault llevará un inédito alerón delantero con el que esperan compensar la distancia que les separa de la cabeza, sabiendo que cuentan con un piloto, Fernando Alonso, capaz de sacar décimas de donde nadie más puede.

Red Bull, por su parte, aportará la versión final de su tren trasero reformado y su difusor de clara inspiración Brawn. Estas mejoras deben demostrar la validez y los esfuerzos técnicos y económicos que el equipo ha realizado para adaptar un proyecto que era de los más complejos, puesto que suponía un cambio en la filosofía del diseño.

Tendremos que esperar hasta el domingo para sacar conclusiones tras la carrera en Estambul. Tal vez, después de la competición, podremos estar seguros de si los equipos continuarán luchando por arrebatarle el sueño del Mundial a Brawn o si optarán por tirar la toalla del 2009.
» Fuente: TheF1

1 comentario/s:

Lamia opinó...

Yo espero que Ferrari rulee esta vez.

Sip Brawn es el wow ahora pero francamente me aburre ya, me emociono mas cuando no se sabe quien puede ganar y cuando todos estan al mismo nivel.

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Ir Arriba  Visita: SF Rosso Corsa