Button domina con autoridad en Montecarlo.

Mónaco es diferente, pero no para los Brawn GP. Jenson Button y Rubens Barrichello han arrollado a sus rivales en Monte Carlo con un nuevo doblete del equipo sorpresa de la temporada. Raikkonen se adjudicó la tercera plaza y regala de esta manera el primer podio para la escudería de "Cavallino".

Alonso acaba séptimo en una carrera muy honesta y en la que el buen ritmo de carrera del asturiano se ha visto penalizado por la retrasada posición de salida.

La carrera comenzaba con una gran arrancada de Barrichello que relegaba a Kimi Raikkonen a la tercera posición lo que ofrecía una muy buena protección a Button. el líder del campeonato aprovecha esa circunstancia para ir tomando distancia con sus rivales seguido muy de cerca por su compañero de equipo.

El equipo de Ross Brawn había elegido la estrategia de montar los compuestos super-blandos en el primer stint y eso les ha proporcionado una ventaja sobre sus rivales en las primeras vueltas. Una ventaja que ha sido más evidente en el coche de Button, que con una conducción muy limpia ha conservado las delicadas gomas elegidas hasta llegar al momento de su primera parada.

Barrichello no ha podido ser tan efectivo como su compañero y en la última parte del primer periodo, Rubens se ha visto muy atacado por Raikkonen. Esto ha tenido como consecuencia que todos los pilotos que han quedado por detrás de Barrichello han ido perdiendo mucha distancia respecto al líder que a partir de ahí se ha dedicado a conservar su ventaja sin poner en excesivo estrés su mecánica y sus neumáticos.

Recuperación confirmada de Ferrari y fin de semana que olvidar para McLaren

Por detrás de los Brawn la lucha ha sido más aguerrida. Se conforma un grupo forzado por el bajo ritmo de Vettel cuyos neumáticos super-blandos se degradaron después de la octava vuelta. Este muro hizo que la carrera se partiera en dos y el segundo grupo dejaba ahí casi todas las aspiraciones de podio. Massa es uno de los que se quedó atrapado y lo que le condicionó para obtener una plaza en el podio.

Vettel acabó por salirse en Santa Devota culminando así una tarde bastante negativa para él. Otro piloto que tampoco levanta cabeza fue Kovalainen que perdió el control de su monoplaza a la salida de la primera curva de la Piscina. Llevar el coche contra el guarda-rail era, en ese punto, inevitable.

Otro incidente de la jornada fue el de Piquet y Buemi que acabaron sus actuaciones contra las barreras de Santa Devota. Buemi se pasó de frenada, desesperado por el tapón que le ofrecía el brasileño, y se encastró contra la trasera del segundo Renault.

Nakajima también acabó la carrera antes de tiempo dejando aparcado su Williams contra las barreras en Mirabeau. Faltaban apenas tres vueltas pero el menudo japonés no consiguió acabar el Gran Premio más famoso del año.

Las vueltas finales se vieron animadas por la recuperación de Alonso respecto a Rosberg. El español recuperaba un segundo por vuelta respecto al alemán. Un punto era lo que estaba en juego pero el ardor que Alonso ponía era como si luchase por la victoria. Finalmente la falta de tiempo y la presencia de algunos doblados hizo que Rosberg mantuviera la posición y que todo acabara como estaba.

Asi pues, éxito para BrawnGP, recuperación confirmada de Ferrari y fin de semana para olvidar para McLaren con Button que doblaba al actual campeón del mundo.
» Fuente: TheF1

2 comentario/s:

Lamia opinó...

Por fin en el podio.
O pero ya Buttons lo tiene todo ganado creo.

WebMaster opinó...

Lamia la verdad es que Button tiene la mayoría de las papeletas para ganar este año el campeonato. Pero si Räikkönen y Massa se ponen las pilas y los Ferrari empiezan a funcionar, quizás sean capaces de conseguir el titulo de constructores.

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Ir Arriba  Visita: SF Rosso Corsa