Ferrari, BMW y Toyota han acabado satisfechos.

La cuarta y última jornada de entrenamientos en Bahréin ha cerrado una semana bastante conflictiva para los tres equipos que han desarrollado sus programas en el circuito asiático.

Después de verse obligados a posponer las pruebas a causa de una tormenta de arena, Ferrari, BMW y Toyota han acabado satisfechos con el trabajo realizado en Sakhir. El más rápido del día ha sido el Ferrari de Felipe Massa.

Felipe Massa se ha vuelto a montar hoy en su F60 para cerrar el programa de ejercicios de la Scuderia. El piloto brasileño se ha focalizado en la prueba de diferentes configuraciones del monoplaza, en la experimentación de algunas soluciones aerodinámicas en las que ha trabajado el equipo y, obviamente, en la fiabilidad del motor y del cambio del coche.

Durante la primera parte del día, el monoplaza de Massa se ha detenido en medio de la pista a causa de un problema con un cable defectuoso, pero, afortunadamente, el equipo ha trabajado rápidamente y el piloto ha podido completar el trabajo que tenía en programa para hoy. Y no sólo eso; además, ha completado la vuelta más rápida de la jornada con un 1:32.162.

Nick Heidfeld se ha vuelto a montar hoy a manos del F1.09 de BMW-Sauber. Ha concentrado su trabajo en la suspensión y en la aerodinámica del monoplaza y ha efectuado un par de pruebas con grandes aceleraciones, alcanzando un total de 3.695 kilómetros recorridos a lo largo de esta semana. Los ejercicios de Heidfeld se han visto interrumpidos dos veces a causa de problemas mecánicos: "Hoy, la pista estaba en las mejores condiciones posibles. El coche ha reaccionado a los cambios como habíamos previsto, así que confío en que hemos trabajado en el sentido correcto", dijo Nick al finalizar los test.

El piloto de Toyota que ha cerrado la semana de entrenamientos ha sido Timo Glock. El trabajo del piloto alemán se ha visto interrumpido por culpa de un problema en el sistema hidráulico del monoplaza, pero, a pesar de ello, ha podido llevar a cabo gran parte del trabajo de pruebas de configuración que tenía previsto. Tanto el piloto como la escudería están contentos con los días que han pasado trabajando en Bahréin: "Ha sido una pena que nuestro último día aquí se haya visto paralizado pero, aun así, ha sido un día de pruebas con éxito para nosotros. Ha sido una vergüenza perder hoy, el último día, minutos de rodaje por culpa del problema hidráulico, pero los mecánicos hicieron un gran trabajo y hemos sacado provecho de lo que hemos probado hoy; además, hemos hecho muchos kilómetros con el TF109 durante esta semana. Hemos hecho grandes progresos y estoy seguro de que podemos continuar haciéndolo".
Fuente: TheF1

0 comentario/s:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Ir Arriba  Visita: SF Rosso Corsa